El objetivo de esta unidad es la protección y el cuidado de los 1.670 residentes que se agrupan en 23 centros, fundamentalmente de personas mayores. La unidad cuenta con un equipo multidisciplinar compuesto por personal médico y enfermero de atención primaria y urgencias hospitalarias, así como enfermeras gestoras de casos y una profesional de trabajo social.

Los profesionales de la unidad han elaborado planes de contingencia para estos centros y han formado a los trabajadores sobre las medidas que deben adoptar en su trabajo con los residentes a los que cuidan, mientras dure esta pandemia.

De igual manera, los centros residenciales se han dotado de medicamentos de uso hospitalario y el material adecuado para poder atender a los residentes si su estado general empeora, intentando de esta manera ofrecer una atención en su entorno habitual y evitar en todo los posible que estos pacientes frágiles sean derivados al hospital.

Si los residentes necesitaran asistencia médica, el área ha asignado equipos específicos, constituidos por personal médico y de enfermería, a cada centro residencial. Estos profesionales realizan un seguimiento diario, realizando una evaluación de la situación real de cada centro.

La directora gerente del Área, Ana Leal, quiere transmitir a la población en general, y especialmente a los familiares, un mensaje de tranquilidad respecto a la asistencia que están recibiendo y recibirán los residentes durante las diferentes fases de propagación del coronavirus.

 

Share This:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.