Este año 1.400 niños y niñas recibirán un diagnóstico de cáncer en España. En los países desarrollados, como el nuestro, el cáncer es la primera causa de muerte por enfermedad en los niños.

El cáncer en los niños no se puede prevenir, pero los avances en las técnicas diagnósticas y en los tratamientos han aumentado su supervivencia. El 80 por ciento sobrevivirá, según la Sociedad Española de Hemato-Oncología Pediátrica. Hay motivos para la esperanza en este 15 de febrero, Día Mundial de la Lucha Contra el Cáncer Infantil, aunque una sola muerte siga siendo demasiado.

Entre los más pequeños, el tipo de cáncer más frecuente es la leucemia, los tumores del sistema nervioso central y los linfomas, según el Registro Nacional de Tumores Infantiles. Existe un proyecto científico de colaboración entre la Universitat de València y la Sociedad Española de Hematología y Oncología Pediátricas, que contribuye a la lucha contra el cáncer en la infancia mediante el estudio de la supervivencia de los niños con cáncer en España y su comparación internacional, el estudio de la incidencia y sus tendencias y colaborando al estudio de factores de riesgo causal.

Síntomas para tener en cuenta

Como sucede en el caso de los adultos, en el cáncer infantil la detección precoz es clave para la cura. Y, aunque los síntomas se pueden confundir con los de una enfermedad viral, hay que estar alerta cuando el niño o la niña presente:

  • Fiebre, pérdida de peso y apetito, palidez, fatiga o hematomas inexplicables.
  • Aparición de bultos.
  • Dolor en los huesos.
  • Síntomas neurológicos, tales como cambios de conducta, trastornos de equilibrio o agrandamiento de la cabeza.
  • Vómitos por la mañana o fiebre recurrente.

Share This:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.